LA ORGANIZACIÓN SUPERESTRUCTURAL

Una estructura esquemática global o superestructura es un tipo de esquema organizativo abstracto que establece el orden global de un texto y que se compone de una serie de categorías, cuyas posibilidades de comunicación se basan en formatos convencionales logrados a través del desarrollo de los géneros discursivos y de los tipos de textos.  Así por ejemplo, se ha convenido que un artículo de investigación tenga como partes básicas o superestructurales, la definición del problema, los objetivos o hipótesis, ubicación conceptual, antecedentes, metodología, resultados significativos y discusión. Estas partes lo identifican como un tipo de texto dentro del género científico y lo distingue de otros tipos de texto y de géneros.

La noción de superestructura alude a la forma o a la organización de los textos. En lo que se refiere a los textos expositivos las formas de organización pueden ser:

a) como problema – solución (superestructura de respuesta);

b) como causas o efectos (superestructura causal);

c) como semejanzas o diferencias (superestructura comparativa);

d) como rasgos, propiedades (superestructura descriptiva);

e) como fases o estadios (superestructura secuencial).

La organización superestructural que todo texto tiene es la que corresponde a la organización del texto (oral o escrito) en términos de Introducción, Desarrollo y Conclusión.

INTRODUCCIÓN

Tres aspectos se ha identificado en composición de una introducción, sobre todo cuando se trata de textos largos o conferencias:

  1. INTERESAR: Se establece una relación catafórica de manera que el lector esté en espera de la denominación del elemento. De esta manera se busca intrigar al lector y se le despierte el deseo de continuar leyendo.
  2. ANUNCIAR EL TEMA:  La introducción debe anunciar le tema. El anuncio de un tema debe hacerse de una manera concisa.
  3. BOSQUEJAR EL PLAN: Consiste en anunciar el plan que se va a seguir, las partes que se van a tratar y aún anunciarlas en el transcurso de la exposición.
  4. Indicar el interés del tema (Político, Práctico o de actualidad, etc.)
  5. Hacer un marco histórico conciso.

En textos cortos la introducción se caracteriza por enunciar en primer lugar una idea global, situar el tema general y después pasar a particularizar y definir o anunciar aspectos que se van a tratar.

EJEMPLO

La Gran Depresión fue un periodo de la historia del siglo XX donde predominó una crisis económica a escala mundial. Es de gran importancia su estudio debido a que fue una depresión económica duradera y que afectó profundamente a la sociedad. Se considera su inicio el día 29 de octubre de 1929, el Martes Negro. Día en el que la bolsa de Nueva York cayó enormemente y el pánico se adueño de los inversores. La crisis bursátil se expandió a otros sectores y de ahí a la sociedad. La recuperación económica fue lenta y dolorosa. En algunos países esta crisis económica derivó políticamente en el auge de totalitarismos, los cuales fueron un factor decisivo para el advenimiento de la Segunda Guerra Mundial.

LA CONCLUSIÓN

La conclusión es capaz de magnificar un desarrollo, corregir un punto débil o atenuar su recuerdo. Es además la última impresión que el texto causa en el lector.  La conclusión no puede ser ni un resumen ni un nuevo  desarrollo, se trata de ampliar y mostrar  el interés del problema anunciando las perspectivas.

Se sugiere tres  procedimientos para concluir:

  1. SINTETIZAR: Consiste en recordar rápidamente los puntos esenciales que se han tratado.
  2. ABRIR: Consiste en ampliar el problema, en interrogar el futuro, para buscar soluciones o eventualidades susceptibles de hacer evaluaciones del tema del cual se habla.
  3. SINTETIZAR Y ABRIR: Consiste en combinar los dos primeros procedimientos y en consecuencia, adicionar sus cualidades  asociando rigor e imaginación, hipótesis y prospectiva.

En resumen, la conclusión puede ser conveniente para mostrar la importancia del tema tratado en la solución de problemas más amplios. La conclusión va de lo particular a lo general.

EJEMPLO

En definitiva, la Gran Depresión fue una gran catástrofe social causada por poner en práctica simultáneamente paradigmas económicos y sociales incompatibles. Asimismo, los remedios contra la depresión se aplicaron con ineptitud y retraso y se necesitó casi una década para que el mensaje keynesiano fuera asimilado por los políticos. La política económica de Keynes fue fundamental e influyó de gran manera durante buena parte del siglo XX. En este apartado de La Crisis de la Historia solamente se ha ahondado de forma superficial el problema. Fue un periodo complejo y con distintos puntos de vista y de análisis. En el futuro se seguirá analizando este interesante periodo y que puede tener paralelismos con la crisis económica que empezó en el 2.008.

 

Fuentes:

Martínez Solís – Estrategia de lectura y escritura de textos

http://www.lacrisisdelahistoria.com/gran-depresion/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s